skip to Main Content

Cómo actuar si te equivocas de combustible al repostar

Repostar gasóleo en un vehículo de gasolina suele tener peores consecuencias que echar gasolina en un diésel. Por otro lado, echar gasolina en un diésel suele generar problemas en el sistema de inyección a medio plazo.

Si repostaste gasoil en un motor de gasolina…

Si ha sido poco gasoil, no arranques el motor y vacía el depósito. Algunos coches tienen un desagüe en la parte inferior y otros llevan un aforador en el asiento del conductor. Eso sí, no lo saques con la manguera, llévalo con una grúa hasta un taller.

Si has arrancado el motor un segundo, sin circular, tendrías que cambiar los filtros y limpiar todos los conductos de alimentación.

Si has arrancado y has puesto en marcha el motor no tardarás en darte cuenta que algo no va bien. Para el motor y avisa a una grúa, ya que si le llega gasoil tiene que soportar muchas más detonaciones, algo que produce roturas cerca de la cámara de combustión, además de una subida muy alta de temperatura. Además, también puedes romper el catalizador y el filtro de partículas.

Si repostaste gasolina en un motor diésel…

Si tu coche tiene un sistema de inyección tradicional y no repostaste demasiado, llena el depósito con gasoil y continúa el viaje. Si no, tendrás que vaciar el depósito.

Si ya iniciaste la marcha, lo más normal es que empieces a notar tirones. Al principio puede ser que no notes nada, pero sí que podría afectar al sistema de inyección con el paso de los kilómetros (ya que la gasolina lubrica menos que el gasoil).

Si repostaste Gasolina 95 y tu coche solo puede utilizar 98…

Existen determinado modelos que sólo pueden repostar gasolina de 98 o 100 octanos. Si le has puesto 95, no te preocupes. Todos estos coches suelen equipar centralitas inteligentes capaces de detectar el octanaje y adaptar el funcionamiento del motor.

Back To Top