Saltear al contenido principal

Así es como clasifica la DGT los diferentes niveles de nieve en la carretera

Ahora que en España están cayendo las primeras nevadas, la Dirección General de Tráfico ha aprovechado para compartir y explicar cuáles son los colores de alerta de nieve y sus distintos significados.

En función de la nieve que hay en la carretera, la DGT establece cuatro niveles de alerta para que los conductores que tengan que circular por esa vía sepan en todo momento a lo que se van a enfrentar. Esto va desde el verde para la recomendación de extremar la precaución por unos copos hasta el negro que implica el cierre total de la vía.

Los colores de nivel de alerta en carretera son los siguientes cuatro:

Verde: Se activa cuando comienzan a caer los primeros copos. Para los conductores supone que:
  • No pueden superar los 100 km/h en autopistas y autovías y los 80 km/h en el resto de carreteras.
  • Los camiones sólo pueden circular por el carril derecho y no pueden adelantar.
  • Se debe extremar la precaución y evitar los puertos de montaña.
Amarillo: Este nivel se activa cuando el asfalto empieza a estar cubierto por la nieve. A partir de entonces:
  • Queda totalmente prohibida la circulación a camiones.
  • La velocidad máxima para los turismos y autobuses que atraviesen la vía será de 60 km/h.
  • Se recomienda evitar las maniobras bruscas y en curvas y descensos reducir todavía más la velocidad.
Rojo: Cuando se llega a nivel rojo quiere decir la carretera está totalmente cubierta por la nieve y las medidas a adoptar son:
  • Está prohibida la circulación de vehículos articulados, camiones y autobuses.
  • No rebasar a los vehículos inmovilizados si no se tiene la certeza de poder continuar.
  • Solamente pueden circular vehículos con cadenas o neumáticos especiales de invierno a un máximo de 30 km/h.
Negro: es el nivel más extremo y quiere decir que la capa de nieve es muy espesa. En estos casos:
  • Se prohíbe completamente la circulación por riesgo a quedarse inmovilizado.
  • En caso de quedar atrapado: conectar la calefacción del vehículo y no abandonarlo si no hay un refugio cerca.
  • Para no obstaculizar a las quitanieves, aparcar lo más cerca posible del arcén.

Volver arriba