skip to Main Content

Gesture Control Parking: aparca tu BMW a través de gestos

En la actualidad existe el BMW Serie 7 que es capaz de introducir y extraer un coche del aparcamiento con el conductor fuera del vehículo gracias a la llave del coche, pero el futuro es el Gesture Control Parking.

Gesture Control Parking

El Gesture Control Parking funciona de la siguiente forma: el conductor se bajaría del coche junto a un aparcamiento y, desde afuera, le indicaría al vehículo las maniobras necesarias para introducirse dentro de ese espacio.

El usuario simplemente le tiene que dar maniobras simples y el vehículo se encarga automáticamente de cambiar marchas, de los giros necesarios y de no chocar con los coches que se tengan a los lados.

Cuando la maniobra haya finalizado, el coche apagará el motor y se cerrará automáticamente. Para salir del aparcamiento, el conductor se pondrá detrás del coche y hará un gesto como si tirara de él para que éste salga automáticamente de la plaza.

Y todo esto lo haremos llevando puesto un smart watch que permite una conexión inalámbrica entre el BMW y el reloj para realizar las maniobras.

Tal vez estés pensando que con esta forma de aparcar tardaremos más tiempo en estacionar un coche, pero la utilidad real no es aparcar en el día a día. Su practicidad es a la hora de aparcar el coche en plazas muy estrechas o encajarlo en un garaje particular.

Back To Top